¿Quieres conocer algunas pautas para la prevención de enfermedades bucodentales? ¡Toma nota de lo que te contamos! 

La prevención nos ayuda a reducir  la posibilidad de aparición de una enfermedad, o bien interrumpir o frenar su progresión.

Una correcta higiene dental viene establecida por la adopción de cuatro hábitos:

 

1. El cepillado:

Es muy importante cepillarse los dientes después de cada comida, para evitar que la placa quede adherida durante horas.  Esa capa de bacterias ácidas que se forma en los dientes y muelas favorece la aparición de caries.

Una buena  técnica de cepillado de los dientes es fundamental y se aconseja seguir siempre el mismo orden para no dejarse ninguna zona sin limpiar, por ejemplo dividiendo mentalmente la dentadura en cuatro cuadrantes, dos arriba y dos abajo.  Un buen cepillado de dientes no puede durar menos de 2 minutos.

Limpiaremos por partes poniendo especial atención en cepillar también las encías, con movimientos circulares y sin apretar demasiado el cepillo.  No debemos olvidar las caras internas de los dientes, las muelas del final y por supuesto, la lengua!!

Fuente

 

2. El uso del hilo dental:

El uso del hilo ayuda a eliminar la placa y las partículas de comida de lugares que con el cepillo no podemos llegar, como debajo de la encía y entre los dientes. Con ello prevenimos las caries entre diente y diente y nos permite mantener una encía sana.

 

Fuente

 

3. Hábitos alimenticios:

Todo lo que comemos tiene que pasar primero por nuestra boca y los dientes son  los primeros en recibir esos alimentos.

Para prevenir problemas como caries o erosión dental debemos mantener una alimentación saludable y equilibrada, evitando el abuso de dulces, bebidas azucaradas o alcohol.

Existen alimentos que son beneficiosos para nuestra salud bucal, estos alimentos son los lácteos como la leche y el queso, las frutas y las verduras.

Una dieta equilibrada no solo ayuda al bienestar físico y psicológico, es muy importante también para mantener unos dientes y encías sanos.

 

4. La visita periódica al dentista:

La visita al dentista de forma periódica o al menos una o dos veces al año es la mejor forma de prevenir  problemas de salud oral.

Ayuda también a prevenir el desarrollo de muchos problemas orales desde el principio.

 

 

 

Por esto, en Clínica OrthoVis Alicante os animamos a acudir al dentista ya que os podremos informar sobre una buena técnica de prevención para mantener unos dientes y encías sanos.

Para resolver cualquier duda puedes contactarnos en el 966 048 989 o en informacion@orthovis.es

 

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo con tus amigos en redes sociales!