Los alineadores Invisalign mueven los dientes siguiendo una serie de movimientos cuidadosamente controlados y programados previamente. El paciente va cambiando de alineadores periódicamente, siguiendo las pautas del doctor, hasta conseguir el resultado deseado.