• La sensación masticatoria es similar a la de un diente natural.
  • En casos de pérdida completa de todos los dientes, los implantes dentales son la solución idónea para mejorar la calidad de vida.
  • Ausencia de dolor. En ningún momento del procedimiento se siente dolor ni molestias.
  • El mantenimiento de los implantes es similar al que necesitan los demás dientes.
  • El implante dental es mucho más sencillo a la hora de mantener una higiene bucodental correcta.